Ritmos circadianos,reloj biológico,insulina e IGF-1

0

Cada vez hay más pruebas,evidencia y más conciencia así como indica este último artículo publicado en la revista CELL de un estudio que habla de la importancia de los ritmos circadianos y el reloj biológico,se sabe que tenerlo alterado puede provocar el inicio de algunos trastornos,de algunas enfermedades como las metabólicas y otras más graves.

Sabemos que los trabajos a turnos alteran nuestro ciclo día-noche,también como otros estilos de vida más nocturnos y también los horarios de las comidas,en los mamíferos los relojes circadianos detectan y responden a la alimentación e iluminación diaria ajustando así dichos relojes.

El estudio que os dejaré al final comenta que la insulina y el IGF-1 restablecen los ritmos circadianos y una señalización errónea de estas puede alterar nuestro reloj interno de 24 horas(ciclo día-noche).Entonces el horario de las comidas si que importa ya que la insulina e IGF-1 entran en juego cuando nos alimentamos,por ejemplo cuando comemos por la noche mandamos señales conflictivas y engañosas a nuestro reloj biológico,pudiendo llevarnos a problemas como cardiovasculares o metabólicos.

Juega un papel vital comprender los relojes celulares del cuerpo cómo se comportan y se adaptan a los diferente horarios de alimentación que podamos tener en esta “moderna sociedad” para mitigar y reducir el envejecimiento prematuro que puede provocar tener un ritmo circadiano alterado.

Se demuestra que las hormonas insulina e IGF-1 según este estudio son suficientes para determinar la fase y el impacto de los ritmos circadianos in-vitro,ex-vivo e in-vivo.

Por lo tanto esta relación es muy útil para determinar un “un reloj biológico” saludable,saber manejar el horario de las comidas y la exposición a la luz solar puede ayudar a mejorar por ejemplo el impacto negativo de un trabajo a turnos.

 

https://www.cell.com/cell/fulltext/S0092-8674(19)30166-7#secsectitle0085

 

Dejar respuesta

Publica tu comentario
Introduce tu nombre aquí.